Te cosquillea querer agarrar la mochila y perderte por el mundo, pero no encuentras con quién o dónde? Tenemos una buena noticia, entre los intregrantes de nuestro equipo mochilero armaron este post para ayudarte a decidirte dónde te puedes ir junto a tus compañeros/as de viaje. Este post esta pensado para las personas que salen desde España o países cercanos.

Salar de Uyuni, Bolivia
Salar de Uyuni, Bolivia

1- Bolivia: Es un país barato para nuestra economía, aunque llegar no es económico. Los mejores lugares para visitar son el Lago Titicaca (el más alto del mundo) o el fotogénico Salar de Uyuni.

2- Camboya: Es el por excelencia para todo tipo de aventurero, si quieres ir por la ciudad al estilo Indiana Jones, Angkok Wat en Camboya es el destino que tienes que visitar, con una gran variedad de templos y vegetación. Cuenta con buenas playas y gastronomía callejera muy buena.

3- Guatemala: Pese a ser un país inseguro, y aunque desde España no nos llegue mucha información sobre sus ciudades, tiene paisajes hermosos que no verás en otras partes del mundo. El país es muy barato, sobre todo para hacerlo en mochila. No serás el único que cargará una mochila en la espalda, ya que es un lugar típico en América para recorrer de esta forma. Puedes visitar las ruinas mayas de Tikal en el norte, hasta las cascadas de Semuc Champey pasando por hacer senderismo en algún volcán o visitar el precioso Lago Atitlán. Por seguridad, evita la ciudad de Guatemala.

4- Indonesia: Viajar a Isla de Bali, Indonesia en aéreo no es la opción más económica, pero el viaje se puede amortiguar una vez dentro de la ciudad, ya que la moneda es barata y con algunos euros puedes pasarte dias enteros recorriendo sus ciudades. En Indonesia playas cristalinas, bosques frondosísimos y un choque cultural.

5- Nepal: Para recorrerla en mochila es duro, por que tiene zonas montañosas, pero una vez que te acostumbras y le agarras el timing, encontrás un lugar mágico. Puedes visitar los templos budistas de Bhaktapur en el valle de Katmandú, atrévete a hacer una rutas senderistas. Los colores, paisajes y aromas te seducirán de tal manera que la vuelta a casa será más difícil de lo habitual.